VINOS DE LA HISPANIDAD

 

Más allá de la polémica y de la discusión de unos y otros, la hispanidad es un conjunto de culturas, tanto españolas como americanas y asiáticas que se fueron formando desde el principio de los siglos.

Dentro de nuestra historia, nuestros vinos son parte de esa unión cultural y son ejemplo de esa unión de culturas.

 

PRIMEROS AÑOS

Los primeros pueblos de la península ibérica poseían vides y se está estudiando si también elaboraban vino (cosa bastante probable). Ahora bien, varios visitantes de la península se encargaron de traer vides y elaboración del vino, haciendo más rico el patrimonio viticultura de la península.

Los fenicios eran grandes comerciantes y navegantes recorriendo todo el Mediterráneo. En la península fundaron Gades (Cádiz) y Xera (Jerez). Allí introdujeron vides y métodos de cultivo junto a la base de uno de nuestros vinos más representativos, el vino de Jerez.
Son famosas las bodegas del 1100 a.c. que nombraba Estrabón o aquellas encontradas en el Castillo de Doña Blanca datadas en el 650 a.c.

Los griegos vinieron sobre el siglo VII a.c. creando asentamientos y creando nuevas ciudades (Ampurias) y como no, dejaron sus vides y sus técnicas.

Pero quienes dejaron la mayor influencia en la península y las raíces de lo que en el futuro se convirtiera en España fueron los romanos.
Ellos trajeron la nueva viticultura y enología que escritores como Plinio o Columela (nacido en Jerez) representaban en sus libros.
Pero los romanos también disfrutaban de los frutos de su provincia preferida “Hispania”.  Por lo que llevaban a la capital, Roma, los mejores vinos de Tarragona, Málaga y los vinos “Ceretensis” (vino de Ceret o Jerez).
También descubrían nuevas variedades como el Albariño, que hasta hace unas semanas se pensaba que fue traída por los romanos. Por lo tanto ya estaba en Galicia antes de que llegaran ellos.

 

EDAD MEDIA

Una vez que el imperio romano desaparece, nuevos visitantes como los Visigodos entran por el norte y los musulmanes por el sur.
El norte, en cuestión de vinos destaca el camino de Santiago que fue entrada de nuevas variedades de uva como la bastarda (maturana de Rioja o verdejo tinto de Cangas) y la Mencía de Bierzo.
En el sur, en un principio el vino lo tomaban muy en contadas ocasiones al parecer como arrope. Posteriormente, los viñedos pasaron a elaborar alcohol para medicina y pasas. En el siglo X Alhaken II arranca todo el viñedo, dejando a la zona sur sin viticultura.
Poco a poco con la reconquista, los cristianos repoblaron los viñedos y el clero dinamizó la viticultura.

 

ÉPOCA DE DESCUBRIMIENTOS

Primer viaje a América

Con el fin de la reconquista, España comienza a competir contra Portugal como primera potencia comercial. En esta lucha, Cristóbal Colón prepara un viaje para llegar a las Indias por el oeste. En esta aventura los acompañan dos posibles vinos, los vinos de Toro y Ribeiro.

El primero, uno de los vinos más importantes de la época, el vino de Toro, vinos gruesos con mucho tanino que como conservante natural hacia que los vinos no se picaran rápidamente. Es más, al parecer Fray Diego de Deza (Confesor de Isabel la Católica y amigo de Colón) dio el nombre la Pinta por el vino.

Por otro lado, es posible que el Ribeiro estuviera en el primer viaje de Colón, ya que el archivo nacional de Simancas explica que un cura pidió más ración del “vino de Ribadavia” (Ribeiro) para ser curado de su enfermedad.

Expansión de la viticultura

Pero ese viaje no dejó vino, ni vides en América. Fueron monjes que viajaban con Cortés o Pizarro quienes, por necesidad de tener vino para la eucaristía y por tener vino para la vuelta, llevaron vides desde España, ya que las vides que encontraron de manera salvaje allí no generaban vinos para paladar europeo.
Estas vides, se solían coger en Canarias, último punto español antes de pasar el Atlántico, junto a variedades como el albariño o pedro Ximénez.  Variedades como el listán negro, malvasía o moscatel. Variedades que hoy en día se reconocen como criolla, misión o país y moscatel romano o tienen su relación con variedades como el torrontés riojano.

En EE. UU. fueron monjes quienes extendieron la viticultura y la enología en California pasándola a manos de franceses y centro europeos para que crear las primeras bodegas comerciales. En países como Argentina o Chile, fueron vasco-navarros los primeros en crear bodegas como Etchart, Goyenechea, Errazuriz o Los Vascos, para dar el testigo a italianos y franceses.

 

MODERNIDAD

En los últimos 350 años, la ciencia y la tecnología crearon lo que hoy en día llamamos vino.
En el siglo XVIII se comienzan a utilizar las botellas de vidrio, aunque no es hasta los años 20 cuando de embotella el vino para ser comercializado, mientras que el corcho sigue su mismo camino.
El siglo XIX es una montaña rusa de descubrimientos. Por un lado, Pasteur da los primeros pasos de la enología moderna. Por otro se descubren los demonios de la viticultura, el mildiu, el oídio y la filoxera.

Rioja ejemplo de modernidad

Este último demonio hizo que una región se hiciera líder de la vitivinicultura de España y ejemplo muchas veces de vinos internacionales. Nos referimos al Rioja.
La filoxera, al devastar el viñedo francés (en concreto Burdeos) hace que muchos comerciantes de vino busquen otras opciones y se desplazan a Rioja. Los comerciantes franceses no elaboraban vino, sino que compraban para sus almacenes en Haro para ser enviados a Europa y América.
Por entonces el vino riojano no se elaboraba para ser transportado a grandes distancias por lo que se trae esa técnica. Por otro lado, se elaboraban los vinos con raspón (maceración carbónica) mientras que los franceses sólo lo hacían con grano de uva, así que comenzaron a despalillar. Esto hace que los vinos fueran más finos y sobre todo que evolucionaran en la bodega, generando así las calificaciones las futuras calificaciones de Crianza, Reserva y Gran Reserva.

El vino riojano cambió justo cuando la filoxera ataca los viñedos locales y es cuando la región se hace un campo de investigación y traen a famosos enólogos y científicos para hacer de la región una prospera zona viticultora.

En 1925, para garantizar calidad y regionalizad se crea la Denominación de Origen Rioja, primera D.O. de España. Y a partir de ahí, otras regiones comienzan a mirar a Rioja como ejemplo.
La región se hace líder en comercialización y es conocido internacionalmente, pasando a elaborar uno de los vinos más conocidos del mundo.
Para incrementar la calidad y la garantía de sus vinos, en 1991 Rioja pasa a ser la primera D.O.Ca. del país y con la finalidad de poder enseñar al público la diversidad del terruño, entre 2016 y 2017 se generan las nuevas indicaciones geográficas de Rioja: Zona, municipio y viñedo singular.

A día de hoy

Hoy en día, España tiene el viñedo más grande del mundo, con una tercera plaza como elaborador.
En 2002 se creó la Primera D.O. Pago que es la Denominación de Origen Protegida con mayor rango que califica vinos de parcela (Pago Dominio de Valdepusa).
Y lo más importante, numerosos enólogos internacionalmente conocidos como Roland o Lurton entre otros, elaboran vinos en España para el disfrute de todo el mundo.

Esperamos que esta festividad de la Hispanidad se haya celebrado con uno de nuestros vinos tan bien valorados.

 

www.generacionvino.es El vino como nunca te lo han contado.

Sobre nosotros

Barrio Las Viñas H5
39312 Requejada, Cantabria

T: +34 644 842 088
E: info@generacionvino.es

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?